Mi vida en la nube [#MiVidaenlaNube]

En 1994 conocí internet. Quedé maravillado porque ahora podía comunicarme con otras personas de diversas partes del mundo y aprender de ellos.

No sabía cómo lo conseguiría, pero me propuse sacar todo el provecho de la red de redes.

Esos deseos se pospusieron cuatro años. En 1998 regresé para no dejar internet.

La red la aproveché para vender mis productos físicos y promocionar mis servicios durante muchos años.

En el 2010 decidí que dejaría de vender productos físicos y servicios, para dedicarme solamente a productos digitales.

Llevo seis años de este proceso.

Lo único físico que hago, es dar conferencias y/o cursos en vivo de vez en cuando.

Llevar poco a poco mis negocios físicos a lo digital, ha sido liberador:

  • Automatizo muchos procesos
  • Tengo mucho tiempo
  • Mi energía está en los niveles más altos
  • Disfruto a mi familia y amigos
  • Aprendo todo el tiempo

Mis negocios ya casi son digitales, pero aún falta más…

¡Falta pasar mi vida a la nube!

Hace años esto sería impensable, porque no había la seguridad ni las plataformas que ahora existen.

Aún dependíamos de lo físico, por ejemplo:

  • Software instalado en una computadora
  • Archivos en un disco duro
  • Hardware de escritorio

Ahora tenemos la posibilidad de estar conectados sin necesidad de lo físico, por ejemplo:

  • Tengo mis archivos disponibles en un servicio de almacenamiento propio en uno de mis servidores de internet, además espacio en Dropbox
  • Uso aplicaciones en plataformas para no depender del software de mi computadora.
  • No estoy atado a un lugar físico porque la mayoría de mis tareas las puedo realizar en una laptop

Ese es el punto: no quiero estar atado a ningún sitio.

He buscado mi libertad en todos los aspectos.

Una libertad de pensamiento, económica y de un lugar físico.

Por eso voy al siguiente paso: mi vida en la nube.

Como humanos creamos apegos.

Yo me apego a:

  • Mi computadora de escritorio (y demás hardware como impresora, escáner, etc.)
  • Mis discos compactos
  • Mis casetes (sí, aún los escucho de vez en cuando)
  • Mis libros
  • Mis muebles

Entre otras cosas.

Ese apego hacia las cosas, no me permiten moverme ligero.

Por eso estoy migrando mi vida hacia lo digital. Voy a pasar mi vida a la nube.

Mucho no lo podré pasar:

  • Conversar con un amigo mientras me tomo un café
  • Pasear con mi perro
  • Ir al gimnasio
  • Disfrutar a mi familia

Pero si paso mi vida a la nube, tendré más tiempo para disfrutar lo que no puedo pasar a la nube.

Es cuestión de desapego.

Es moverse más fluido.

Por eso voy a pasar mi vida a la nube y te iré compartiendo cómo lo voy haciendo en futuras entradas de este blog, por si tú quieres también pasarte.

¿Quieres pasarte a vivir a la nube?

Aprende en este curso siete formas infalibles para ganar dinero en internet.

About the author

Juan Antonio Guerrero Cañongo

Juan Antonio Guerrero Cañongo

Emprendedor Experimental, Growth Hacker y Escritor. Autor de 34 BestSellers, publicados por editoriales de España, Estados Unidos y México, y disponibles en todo el mundo.

View all posts