Pregunta y escucha, no lo olvides

>> Haz clic aquí para conseguir tu libertad financiera<<

Hace poco, me preguntaron algo. Apenas iba a contestar, cuando la persona que me preguntó, comenzó una perorata.

Si no quería escuchar mi respuesta, no debió preguntar.

No es la primera vez, desafortunadamente ocurre a menudo.

Si preguntas, se supone que quieres conocer más, por eso debes guardar silencio después de preguntar.

Si lo que quieres es que te escuchen, no preguntes, simplemente comienza a hablar.

Yo pregunto porque quiero conocer más, nunca pregunto porque quiero que me escuchen. Soy partidario de las preguntas concretas y correctas, las que nos permiten conocer más.

Cuando preguntes, guarda silencio para escuchar con atención la respuesta. Esa respuesta podría darte muchas ideas.

Y si preguntas porque quieres iniciar una conversación en la que dominarás, mejor párate frente al espejo y habla contigo mismo.

Cuando hablas con otro, es como si bailaras: los dos participantes se divierten, no es uno el que domina.

Preguntar y guardar silencio le indica al otro que respetas su punto de vista y te interesa conocer más de él.

Preguntar y hablar de más, le indica al otro que no te interesa su forma de pensar y supones que tu postura es mejor que la de él.

Sólo si aprendes a callar, conseguirás mucho.

Cuando callas, escuchas mejor.

Incluso tus pensamientos tienen que ser acallados.

Si quieres participar con tu punto de vista, entonces lo que quieres no es que te respondan una pregunta, lo que quieres es discutir.

La discusión es diferente que una sesión de preguntas y respuestas.

Si quieres dar a conocer tu punto de vista, no preguntes, mejor indica que quieres discutir sobre algún tópico en específico.

No confundas el preguntar con discutir.

Cuando le preguntas a otro, es que valoras su respuesta.

Por eso es importante preguntarle a la persona adecuada.

Busca a quién preguntarle, no le preguntes a cualquiera.

Yo prefiero preguntarles a los expertos.

Y prefiero discutir con los expertos.

Busca a las personas adecuadas, así aprenderás.

Si le preguntas a un inexperto, sólo conseguirás más confusión.

Si le preguntas a un experto, encontrarás respuesta.

Pero guarda silencio para escuchar su respuesta.

Si aprendiste con el contenido...
Entradas Relacionadas
El mito de “este producto se vende solo”

Si tuvieras la receta secreta de cómo elaborar el refresco de cola más famoso del mundo, ¿te harías millonario? Por Read more

El fraude de “gane dinero sin hacer nada”

Desde hace unos días comenzaron a publicitarse muchas personas “expertas” en el “marketing de Internet” en diversos sitios, entre ellos, Read more

No todo lo que brilla es oro

Hoy escuché a un autodenominado “conferencista - motivador” decir en una grabación de audio: “no reflexiones, no pienses, toma acción”, Read more

Por esto no incrementas tus ingresos

Imagina que este día tu mejor amigo te recomienda un libro, ¿qué haces? ¿Lo adquieres de inmediato y comienzas a Read more

Acerca del autor

Juan Antonio Guerrero Cañongo

Psicólogo | Creador de Contenido | influencer | Escritor

Autor de 35 libros, en su mayoría libros mejor vendidos (BestSellers), publicados por editoriales de España, Estados Unidos y México.

Uno de los mejores vendedores en diferentes plataformas de internet. Se ha desempeñado como emprendedor desde hace más de 20 años, enfocándose en el uso de las nuevas tecnologías y plataformas de comunicación para incrementar sus ingresos. Actualmente dicta seminarios, cursos y conferencias en todo el mundo sobre cómo conseguir la Libertad Financiera, estimular el cerebro y cómo mejorar los ingresos en los negocios.

Ver todos los artículos