Este es el principal error de la escuela tradicional

>> Haz clic aquí para conseguir tu libertad financiera<<

En la edad media, la iglesia poseía grandes bibliotecas que reunían el conocimiento del mundo hasta ese momento.

Posiblemente sepas que había monjes que copiaban textos a mano, para ir produciendo más material de estudio que se iba para esas bibliotecas.

En ese entonces, el conocimiento era destinado para un pequeño grupo de personas:

  • Los altos jerarcas de la iglesia
  • Reyes
  • Aristócratas

El pueblo no podía acceder a ese conocimiento.

Al no poder acceder a ese conocimiento, hasta las actividades más sencillas se hacían complicadas. El ahorro de tiempo, dinero y esfuerzo no estaba disponible para el pueblo.

La misma iglesia comienza en el siglo XII un proceso de democratización del conocimiento, estableciendo algunas escuelas en abadías, que albergaban a algunos jóvenes del pueblo.

Por cierto, esta democratización del conocimiento ocurre para conseguir más personas educadas en la religión, que serían parte de la jerarquía de la iglesia, por eso no se abren todas las escuelas que se necesitaban, sino unas cuantas para conseguir sus fines.

Más personas tienen acceso a la información que albergan las bibliotecas, aunque el conocimiento sigue siendo resguardado celosamente por la alta jerarquía eclesiástica.

El pueblo comienza a beneficiarse del conocimiento, pero aún sigue en la penumbra del conocimiento.

Es hasta el siglo XVII que comienza la educación como la conocemos.

Las escuelas comienzan y los maestros inician su actividad de compartir la información con los menos favorecidos.

La educación se democratiza, es decir, se hace asequible al pueblo.

Pero la ignorancia no se combate.

Las escuelas desde esa fecha hasta la actualidad, se han enfocado en alfabetizar, pero no a que el alumno realmente aprenda.

Los educadores tienen grandes bibliotecas a su alcance, con lo que pueden acercar grandes cantidades de información a los estudiantes, pero con esto sólo están creando analfabetas funcionales.

Compartir grandes cantidades de información conduce al analfabetismo funcional. Y eso es lo que ocurre a diario en las escuelas.

Hace varios siglos no teníamos acceso a la información, ahora tenemos acceso, pero con tanta información disponible nos volvemos analfabetas.

La escuela sigue el supuesto de que tiene que compartir tanta información como sea posible y en algún momento el alumno la utilizará para ponerla en práctica.

Todos los días comparte mucha información, más de la que es útil para el alumno, con la esperanza de que en algún momento el alumno la usará.

Ese es el mayor error de la escuela.

Por eso muchos emprendedores no consiguen el éxito.

La escuela les enseñó a reunir grandes cantidades de información y después buscar cómo ponerla en práctica.

Eso no funciona.

Funciona que vayas poniendo en práctica todo lo que vas aprendiendo.

Es simple:

1. Te das cuenta exactamente qué necesitas aprender
2. Investigas sobre el tema
3. Mientras estás investigando, pones en práctica lo aprendido

Supongamos que necesitas vencer la timidez para exponer con fluidez tus ideas.

El siguiente paso sería investigar sobre métodos y técnicas para vencer la timidez, además de métodos y técnicas para exponer con fluidez tus ideas.

Mientras vas investigando, vas poniendo en práctica lo aprendido. Ese conocimiento adquirido se debe convertir en tareas ejecutables de inmediato.

Los estudiantes se han convertido en coleccionistas de contenido, por eso están fracasando. No necesitas ser un coleccionista, debes convertirte en un ejecutor de tareas específicas.

Por eso muchos no consiguen lo deseado.

Estas personas que no lo consiguen, están coleccionando información, por lo que se sienten abrumados en algún momento.

Y como están abrumados con tanto conocimiento, ya no hacen nada.

¿Te das cuenta?

Hace siglos no teníamos acceso al conocimiento, y ahora que lo tenemos, tanto conocimiento nos abruma.

Para que no suceda esto, tienes que definir exactamente qué quieres aprender, investigar sobre el tema y poner en práctica mientras vas avanzando.

El error fundamental de la escuela es volvernos coleccionistas de información.

Información que muy probablemente no nos sirva para nada en el futuro. Esa información sólo nos distrajo de nuestras metas, haciéndonos analfabetas funcionales.

Si ya estás listo para dejar de ser un analfabeta funcional, ve a la academia, encontrarás un curso adecuado para ti que te ayudará a modificar tus creencias y te permitirá conseguir el éxito. Ve a esta página: http://academiademillonarios.com

Si aprendiste con el contenido...
Entradas Relacionadas
El mito de “este producto se vende solo”

Si tuvieras la receta secreta de cómo elaborar el refresco de cola más famoso del mundo, ¿te harías millonario? Por Read more

El fraude de “gane dinero sin hacer nada”

Desde hace unos días comenzaron a publicitarse muchas personas “expertas” en el “marketing de Internet” en diversos sitios, entre ellos, Read more

No todo lo que brilla es oro

Hoy escuché a un autodenominado “conferencista - motivador” decir en una grabación de audio: “no reflexiones, no pienses, toma acción”, Read more

Por esto no incrementas tus ingresos

Imagina que este día tu mejor amigo te recomienda un libro, ¿qué haces? ¿Lo adquieres de inmediato y comienzas a Read more

Acerca del autor

Juan Antonio Guerrero Cañongo

Psicólogo | Creador de Contenido | influencer | Escritor

Autor de 35 libros, en su mayoría libros mejor vendidos (BestSellers), publicados por editoriales de España, Estados Unidos y México.

Uno de los mejores vendedores en diferentes plataformas de internet. Se ha desempeñado como emprendedor desde hace más de 20 años, enfocándose en el uso de las nuevas tecnologías y plataformas de comunicación para incrementar sus ingresos. Actualmente dicta seminarios, cursos y conferencias en todo el mundo sobre cómo conseguir la Libertad Financiera, estimular el cerebro y cómo mejorar los ingresos en los negocios.

Ver todos los artículos