Si estás planeando viajar y necesitas alquilar un auto para conocer el destino seleccionado de forma cómoda y segura entonces esta nota es para ti. Así es, sigue leyendo porque te compartiremos algunos consejos para prevenir esos gastos extra que harán que esta experiencia sea placentera y sobre todo económicamente favorable.

Cómo evitar cobros innecesarios

– Lee y analiza bien el contrato

Por muy aburrido que parezca, leer la letra pequeña del contrato es sumamente necesario. No basta con revisar que tus datos y los de la compañía de alquiler estén correctos, sino que también se debe corroborar que en él figuren todos los detalles del carro: desde posibles desperfectos en la carrocería o tapicería, hasta el sitio donde deberás devolverlo.

– Investiga el mercado

Indagar sobre las diferentes empresas que prestan este servicio puede ahorrarte una buena suma de dinero. Asegúrate de conocer cuáles son las diversas ofertas de vehículos de cada una de ellas, así como sus tarifas, impuestos, promociones o tipo de seguro.
La mayoría de las compañías de renta de autos en df cuentan con sus propios sitios web y desde allí puedes consultar toda esta información, incluyendo las cotizaciones, métodos de pago y disponibilidad.

– Recibe un kit completo

No se trata únicamente del alquiler del vehículo, también hay que comprobar que se incluya seguro contra terceros, la entrega o préstamo de ciertas herramientas como el triángulo de seguridad, o el chaleco a usar en caso de una avería o accidente. Además verifica que te entreguen la documentación necesaria del vehículo, como el permiso de circulación o afines.
Debes revisar que no falte nada, o de lo contrario podrían exigir una reposición de algún elemento “extraviado” –aun cuando no te lo hayan entregado conjuntamente con el coche- y esto se traduce en un importe adicional que no tenías contemplado en tu presupuesto inicial.

– El combustible es clave

Casi todas las compañías te entregarán el auto con el tanque lleno, y aunque no te lo digan, te cobrarán el monto de llenado si lo devuelves con el tanque vacío o a la mitad.
Lo curioso es que no te cobrarán el mismo importe a cancelar en la estación de servicio. No, lo más seguro es que te cobren un poco más por tener que ir a la gasolinera ellos mismos, y esto sin duda es algo a tener en cuenta.

– Responsabilidad y limpieza

Respeta los tiempos de entrega del auto para evitar recargos y también asegúrate de devolverlo completamente limpio, sin arena, papeles o restos de comida para que no te cobren penalidades. Ten en cuenta de que, a pesar de que las rentadoras son en su mayoría franquicias, te cobrarán recargo si devuelves el una oficina diferente.

Si tomas en cuenta estos prácticos consejos te aseguramos que rentar un auto no se convertirá en una pesadilla ni será un duro golpe para tu bolsillo y así disfrutarás tu viaje como debe ser: relajado y despreocupado.